wrapper

Noticias de última hora

Artículos filtrados por fecha: Agosto 2018 - Cámara Nacional de Comercio de Bolivia
  • La Cámara Nacional de Comercio reitera su preocupación por el agotamiento del modelo de crecimiento.

 La Cámara Nacional de Comercio (CNC) asegura que la reducción en las previsiones de inflación de 4,5% a 3,5% para el 2018, que hizo el Banco Central de Bolivia en su Informe de Política Monetaria, muestra problemas para lograr metas de crecimiento.

"Este aspecto no representa un elemento positivo del desempeño económico, ya que responde a una menor dinámica en las ventas, mayor presencia en el mercado nacional de bienes importados y reticencia de los agentes a incrementar aún más su gasto y endeudamiento, lo que puede estar señalando un cambio en las expectativas de los mismos", señala un análisis de la CNC.

Según el BCB, desde el 2017 viene aplicado una política monetaria altamente expansiva desde marzo de 2015 a la fecha, principalmente a través de la recuperación de títulos de regulación monetaria, lo que implica la inyección adicional de más de 23.000 millones de bolivianos al circuito económico del país.

Por otro lado, las tasas de interés de regulación monetaria han continuado en niveles extremadamente bajos, en promedio por debajo del 1%, mientras que antes del segundo semestre del 2015, fluctuaban entre 2 y 5%.

También, a partir de las reducciones en las tasas de encaje legal (porcentaje de los depósitos que deben de guardar los bancos como reserva) desde 2017, se han mantenido altos los niveles de liquidez del sistema financiero, tanto que hasta julio de 2018 ésta alcanzó en promedio los 10 mil millones de bolivianos, mientras que en el mismo periodo del 2017, se encontraba en el orden de los 5.500 millones.

Ante este esfuerzo que hace el BCB para lograr un mayor ritmo de crecimiento en los niveles de gasto y endeudamiento de los hogares y empresas de se la economía, es claro que una inflación acumulada de 0,8% a agosto del presente año refleja una dinámica diferente a la esperada, observa la Cámara.

Las fuertes devaluaciones de Argentina, que durante el 2017 han superado el 100%, o las de Brasil, que ya llevan acumulada una depreciación del 24%, junto con episodios similares en Uruguay y Chile, han incentivado la importación de bienes de consumo a bajo costo.

Sin embargo, esta no es la única explicación para la baja inflación, según el ente que agrupa a los importadores, ya que mientras la inflación acumulada para los productos alimentarios ha llegado en agosto al 0,2%, la de los productos no alimenticios ha alcanzado solo el 0,06%, lo que sugiere que el consumo de bienes y servicios producidos en el país se ha frenado, obligando a los comercios y proveedores de los mismo a mantener o bajar los precios de venta, aun cuando los costos laborales están en constante incremento.

Por otro lado, los fuertes retiros de títulos del Banco Central han reducido sus saldos a niveles extraordinariamente bajos, lo que significa que el margen de la política monetaria es cada vez menor.

En este contexto, la CNC-Bolivia reitera su preocupación por el agotamiento del modelo de crecimiento, que hasta ahora se ha basado en el consumo y sobre endeudamiento de los hogares.

"Es necesario establecer un diálogo sincero y abierto, sobre los urgentes cambios que se deben hacer, para preservar la estabilidad y los avances sociales ya logrados, pero también para dinamizar el aparato productivo nacional en base a medidas que fomenten la inversión privada, favorezcan una adecuada coordinación público-privada y permitan enfrentar en nuevo contexto internacional", señala el documento. Fuente: ANF >>

La Cámara Nacional de Comercio prevé que desajustes económicos en Argentina generen consecuencias en la economía regional y nacional.

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) recomendó que ante los desajustes económicos que se generaron en Argentina, y que hacen prever consecuencias en la economía regional y nacional, se promueva algunos ajustes en la política económica boliviana.

"Durante las últimas semanas hemos visto cómo el contexto internacional sigue siendo relevante para los países de nuestra región, como lo era en décadas pasadas, ya que más allá del extraordinario periodo de precios y exportaciones que Sudamérica ha vivido, hoy podemos ver cómo los cambios en las tasas de interés a nivel mundial, las variaciones de precios de las materias primas y las turbulencias en el orden de comercio mundial, son factores que explican, en gran parte, la crisis argentina", señala el pronunciamiento.

La CNC considera que la devaluación cambiaria en Argentina es la consecuencia de esta serie de factores externos que, junto a factores internos como la acumulación de déficits fiscales y comerciales y una falta de credibilidad de sus políticas económicas, ha devenido en una de las mayores devaluaciones mundiales de la década.

"Este serio desajuste en la economía argentina tendrá consecuencias para la región, algunas de las cuales ya estamos percibiendo, ya que tanto Brasil como Uruguay han tenido que intervenir sus mercados cambiarios para evitar devaluaciones mayores en sus monedas. Esto implica que Bolivia también debería reaccionar ante las consecuencias para nuestra economía", señala partes salientes del documento.

La entidad que agrupa a los importadores señala que como ya sucedió en anteriores ocasiones, las corridas cambiarias en Argentina generan incentivos para el arbitraje de moneda en las fronteras, ya que el diferencial creciente en el tipo de cambio empuja a los agentes a llevar dólares desde Bolivia hacia la Argentina, con la consiguiente salida de divisas y reducción de las Reservas Internacionales del país.

También observa un mayor deterioro en las condiciones que enfrentan algunos sectores, como el bananero en El Chapare, cuyo único mercado de exportación es Argentina y que a principios de año señaló algunos problemas que enfrentaban ante el creciente diferencial cambiario. 

"Ante una reducción drástica de la actividad, está claro que el no pago y la menor demanda de gas también tendrá un impacto directo en las finanzas del Estado", advierte.

El análisis de los impactos no puede quedarse solo en las estadísticas oficiales, dijo Salinas, quien apuntó que la vinculación económica con Argentina va mucho más allá de los indicadores. "Una buena parte del sector informal exportador tiene como principal mercado a Argentina, algo que ya se observó, por ejemplo, en la crisis de inicios del 2000, cuando las cifras de desempleo y pobreza en las zonas fronterizas con Argentina subieron rápidamente", señala la CNC.

También considera que una buena parte de las remesas que son enviadas por residentes bolivianos en el vecino país, llegan a la economía nacional a través de canales informales, las mismas que muy probablemente se vean reducidas y, por lo tanto, afecten la estabilidad económica de muchas familias en Bolivia.

Ante el fuerte flujo de productos internados a Bolivia vía contrabando desde Argentina, que ya en momentos de cierta “estabilidad” en el tipo de cambio en Argentina representaban grandes volúmenes, la Cámara señala que ante las nuevas condiciones, muy probablemente incrementen su presencia en los mercados, lo que dificultará aún más el desarrollo del aparato productivo del país.

"Estos no son efectos despreciables ni tampoco los únicos, por lo que demandan del Gobierno, una respuesta clara y efectiva", insta. 

La falta de políticas económicas amigables que sean el resultado de consensos con el aparato productivo nacional, el constante incremento de los costos laborales, la falta de acceso efectivo al financiamiento, la persecución tributaria y una política de lucha contra el contrabando ineficiente entre tantos otros factores, han contribuido al debilitamiento del aparato productivo nacional,  según el presidente de la CNC.

Todo este contexto desfavorable pone en riesgo aquellas fuentes de empleo digno que genera el empresariado privado nacional, acota el ente empresarial.

En ese marco reitera la predisposición de la CNC de discutir de manera honesta sobre el estado de la economía nacional, sus fortalezas y debilidades, con el único objetivo de lograr un proceso de desarrollo sostenido para todos los bolivianos.

Fuente: ANF >>

Miércoles, 12 Septiembre 2018 00:00

Recomiendan ajustes en la política económica

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) recomendó, en un comunicado emitido ayer, que ante los desajustes económicos que se generaron en Argentina, y que hacen prever consecuencias en la economía regional y nacional, se promuevan algunos ajustes en la política económica boliviana.

“Este serio desajuste en la economía argentina tendrá consecuencias para la región, algunas de las cuales ya estamos percibiendo, ya que tanto Brasil como Uruguay han tenido que intervenir sus mercados cambiarios para evitar devaluaciones mayores en sus monedas. Esto implica que Bolivia también debería reaccionar ante las consecuencias para nuestra economía”, señala parte saliente del documento.

La entidad que agrupa a los importadores señala que como ya sucedió en anteriores ocasiones, las corridas cambiarias en Argentina generan incentivos para el arbitraje de moneda en las fronteras, ya que el diferencial creciente en el tipo de cambio empuja a los agentes a llevar dólares desde Bolivia hacia Argentina, con la consiguiente salida de divisas y reducción de las reservas internacionales del país.

También observa un mayor deterioro en las condiciones que enfrentan algunos sectores, como el bananero en el Chapare, cuyo único mercado de exportación es Argentina y que a principios de año señaló algunos problemas que enfrentaban ante el creciente diferencial cambiario.

“Asimismo, ante una reducción drástica de la actividad, está claro que el no pago y la menor demanda de gas también tendrán un impacto directo en las finanzas del Estado”, advierte. Fuente: Pagina Siete>>